Buenas prácticas de seguridad eléctrica

Las reglas de seguridad eléctrica según la Directiva LVD especifican un nivel mínimo de seguridad eléctrica de acuerdo con las buenas prácticas de seguridad eléctrica de la UE. Si se cumplen los requisitos mínimos, se puede decir que el producto es suficientemente seguro, si se usa y se mantiene correctamente.

La actual Directiva LVD requiere una Evaluación y Análisis de Riesgos. Pero la Directiva no define "equipo", por lo que también cubre algunos componentes eléctricos. Usualmente se asume que los componentes deben cumplir si están clasificados para trabajar con tensiones de suministro eléctrico como las tensiones anteriormente mencionadas y se suministran a los clientes como artículos individuales.

Sin embargo, usando productos no conformes con la Directiva LVD, pueden aparecer daños, y tener lesiones y accidentes.  En este caso, entrarían en juego las reglas de responsabilidad del producto de la UE. Es importante tener un nivel de seguridad eléctrica bien documentado en cada nuevo producto. La Directiva LVD no proporciona requisitos detallados, pero estos se pueden encontrar en las normas armonizadas correspondientes. Todos los detalles que definen "las buenas prácticas de seguridad eléctrica" se pueden encontrar en las normas europeas (EN) controladas por Cenelec (“Comité Européen de Normalisation Electrotechnique”: Comité Europeo de Normalización Electrotécnica).

Esto significa que, si el producto cumple con una norma armonizada relacionada con la baja tensión, cumple con los requisitos de la Directiva LVD automáticamente. La aplicación de las normas armonizadas más relevantes es la forma más segura y efectiva de demostrar la conformidad con la Directiva LVD. La figura adjunta muestra la lista de las normas armonizadas más destacadas que ayudan a obtener la conformidad con la Directiva LVD. 
Directiva 2014/35/UE - Baja Tensión

La Directiva de Baja Tensión, afecta a todos aquellos productos destinados a ser alimentados a tensiones entre los 50-1000 V (alterna) y 75-1500V (continua).

Excepciones:
Existen muchas excepciones. A modo de resumen, los productos con las siguientes aplicaciones, seguirán otras directivas: médicos, contadores eléctricos, tomas de corriente, ferrocarril, aeronaves, buques, atmósferas explosivas, etc.

Esta norma constituye una base para establecer la conformidad y la certificación de los productos fabricados mediante procesos de soldadura. Un fabricante certificado puede demostrar el cumplimiento de todos los principios de esta norma , así como la ejecución de los procesos de soldadura de alta calidad dentro de los requisitos de las normas de producto u otras normativas.

El Reglamento para equipos eléctricos (Seguridad) se aplican a todos los equipos eléctricos diseñados para su uso con un voltaje de entre 50 y 1000 V CA y entre 75 y 1500 V CC. Los enchufes y las tomas están incluidos en una legislación diferente, concretamente el Reglamento sobre clavijas y bases, etc. (Seguridad) (SI 1994 nº 1768) de 1994. En líneas generales, el ámbito de la Directiva sobre baja tensión abarca los bienes de equipo y de consumo diseñados para operar con estos límites de voltaje, incluidos aparatos eléctricos en particular, equipos de iluminación como balastos, conmutadores y equipos de control, cableado eléctrico, conectores para aparatos y juegos de cables, equipos de instalación eléctrica, etc., así como equipos eléctricos pensados para su incorporación en otros equipos como transformadores y motores.

La Directiva abarca todos los riesgos que surgen como consecuencia del uso de equipos eléctricos , incluidos no solo los eléctricos, sino también los mecánicos, químicos (como, por ejemplo, la emisión de sustancias tóxicas), aspectos de la salud relacionados con los ruidos y las vibraciones, así como aspectos ergonómicos, siempre que los requisitos ergonómicos sean necesarios para la protección de amenazas recogidas en la Directiva. La Directiva sobre baja tensión establece once “objetivos de seguridad”, que representan los requisitos esenciales de esta Directiva.

Se asume que los productos se ajustan a los objetivos de seguridad de la Directiva sobre baja tensión si el equipo se ha fabricado conforme a una norma armonizada. Como alternativa, el fabricante puede construir el producto de conformidad con los requisitos esenciales (objetivos de seguridad) de la Directiva sobre baja tensión, sin necesidad de aplicar normas nacionales, internacionales o armonizadas. En tal caso, el producto no se beneficiará de la presunción de conformidad y, por este motivo, el fabricante debe incluir en la documentación técnica una descripción de las soluciones adoptadas para satisfacer los aspectos de seguridad de la Directiva.



SERVICIOS

SERVICIOS FARMACÉUTICOS  
INTERCER SPORT      
ERCA ACADEMY       
PROTECCIÓN A LA INFANCIA        
CERTIFICACIONES ACREDITADAS         
UNIÓN EUROPEA         
ALIMENTACIÓN       
CERTIFICACIONES REDES SOCIALES         
SERVICIOS INDUSTRIALES         
CERTIFICACIONES MERCADO CHINO         
MEDICAL DEVICE        
INTERSOFT        
CERTIFICACIÓN Y ACREDITACIÓN

Avda. del Conocimiento nº 34,  Parque Tecnológico  de Ciencias de la Salud , 18006 Granada, Spain



AREAS DE ACTIVIDADES INTERCER

INICIO       

SERVICIOS        

ÁREA FARMACÉUTICA       

SERVICIOS FORMACIÓN       

SERVICIOS CERTIFICACIÓN       

INTERNACIONAL 



Copyright INTERCER. All rights reserved.
NOTA: ESTA WEB NO UTILIZA COOKIES NI NINGÚN MEDIO DE CONTROL VISITANTES.

Soluciones en certificación, inspección y auditoria enfocadas a la optimización de los negocios. 
CONFIANZA

SEGURIDAD

FLEXIBILIDAD